Medical Services Patients & Visitors Health Information For Medical Professionals Quality About Us
Text Size:  -   +  |  Print Page  |  Email Page

Linfoma no Hodgkin

Definición

Es un cáncer del tejido linfático. Este tejido se encuentra en los ganglios linfáticos, el bazo y otros órganos del sistema inmunitario.

Los glóbulos blancos llamados linfocitos se encuentran en el tejido linfático. Ayudan a prevenir las infecciones. La mayoría de los linfomas comienza en un tipo de glóbulo blanco llamado linfocito B o célula B. 

Nombres alternativos

Linfoma - Hodgkin; Linfoma linfocítico; Linfoma histiocítico; Linfoma linfoblástico; Cáncer - linfoma no Hodgkin

Causas

Para la mayoría de las personas, la causa de este cáncer se desconoce. Sin embargo, los linfomas se pueden desarrollar en personas con sistemas inmunitarios debilitados, entre ellas quienes se han sometido a un trasplante de órganos o tienen infección por VIH.

El linfoma no Hodgkin afecta con mayor frecuencia a los adultos. Los hombres lo presentan más frecuentemente que las mujeres. Los niños pueden igualmente presentar algunas formas de este linfoma.

Existen muchos tipos de linfomas no Hodgkin. Una de las clasificaciones (agrupaciones) es de acuerdo con la rapidez con que se propaga el cáncer. Éste puede ser de bajo grado o escasa malignidad (crecimiento lento), de grado intermedio o de grado alto (crecimiento rápido).

El linfoma no Hodgkin se agrupa por la forma como lucen las células bajo el microscopio, por el tipo de glóbulos blancos del que se origina y si existen o no ciertos cambios del ADN en las células tumorales mismas.

Síntomas

Los síntomas dependen de la zona del cuerpo que esté afectada por el cáncer y qué tan rápido esté creciendo.

Los síntomas pueden incluir:

  • Sudores nocturnos abundantes
  • Fiebre y escalofríos intermitentes
  • Picazón
  • Inflamación de los ganglios linfáticos en el cuello, las axilas, la ingle u otras áreas
  • Pérdida de peso
  • Tos o dificultad para respirar si el cáncer afecta el timo o los ganglios linfáticos en el pecho, lo cual puede ejercer presión sobre la tráquea o sus ramificaciones.
  • Hinchazón o dolor abdominal, lo que puede llevar a inapetencia, estreñimiento, náuseas y vómitos.
  • Dolor de cabeza, problemas de concentración, cambios de personalidad o crisis epilépticas si el cáncer afecta el cerebro.

Pruebas y exámenes

El médico llevará a cabo un examen físico y revisará zonas del cuerpo con ganglios linfáticos para sentir si están inflamadas.

La enfermedad se puede diagnosticar después de una biopsia del tejido sospechoso, generalmente una biopsia de ganglio linfático.

Otros exámenes que se pueden hacer incluyen:

  • Examen de sangre para revisar niveles de proteínas, funcionamiento del hígado, funcionamiento del riñón y nivel de ácido úrico
  • Conteo sanguíneo completo (CSC)
  • Tomografías computarizadas del tórax, el abdomen y la pelvis
  • Biopsia de médula ósea
  • TEP (tomografía por emisión de positrones)

Si los exámenes revelan que usted tiene LNH, se harán pruebas adicionales para ver hasta dónde se ha diseminado. Esto se denomina estadificación. La estadificación ayuda a guiar un futuro tratamiento y seguimiento.

Tratamiento

El tratamiento depende de:

  • El tipo de LNH
  • El estadio del cáncer apenas se lo diagnostican
  • Su edad y salud general
  • Síntomas que incluyen pérdida de peso, fiebre y sudoración nocturna

Usted puede recibir quimioterapia, radioterapia o ambas. O es posible que no necesite tratamiento inmediato. Su médico le puede dar mayor información acerca de su tratamiento específico.

En algunos casos, se puede usar la radioinmunoterapia, lo cual implica unir una sustancia radiactiva a un anticuerpo que esté dirigido a las células cancerosas, e inyectar la sustancia dentro del cuerpo.

Se puede intentar un tipo de quimioterapia llamada terapia dirigida. Utiliza un fármaco para apuntarle directamente a objetivos específicos (moléculas) en o sobre las células cancerosas. Usando estos objetivos, el fármaco inhabilita las células cancerosas por lo que no pueden diseminarse.

Se pueden administrar dosis altas de quimioterapia cuando el LNH reaparece o no responde al primer tratamiento aplicado. Esto va seguido de un trasplante de células madre autólogo (usando sus propias células madre) para recuperar la médula ósea después de las altas dosis de quimioterapia. Con ciertos tipos de LNH, estas medidas terapéuticas se utilizan en la primera remisión para buscar y lograr una cura.

Es posible que se necesiten transfusiones de sangre o de plaquetas si los recuentos de glóbulos son bajos. 

Usted y su proveedor de atención médica pueden necesitar manejar otros problemas durante el tratamiento de su leucemia, incluso:

Grupos de apoyo

El estrés causado por la enfermedad se puede aliviar uniéndose a un grupo de apoyo para el cáncer. El hecho de compartir con otras personas que tengan experiencias y problemas en común puede ayudarle a no sentirse solo.

Expectativas (pronóstico)

El LNH de bajo grado generalmente no se puede curar solo con quimioterapia. El LNH de bajo grado progresa lentamente y pueden pasar muchos años antes de que la enfermedad empeore o incluso requiera cualquier tratamiento. La necesidad de tratamiento se determina por los síntomas, la rapidez con la que progresa la enfermedad y si los recuentos de glóbulos son bajos.

La quimioterapia puede curar muchos tipos de linfomas de alto grado. Si el cáncer no responde a la quimioterapia, la enfermedad puede causar la muerte rápidamente.

Posibles complicaciones

El LNH en sí mismo y su tratamiento pueden conllevar problemas de salud. Estos incluyen:

Haga el seguimiento de su afección con un médico que conozca acerca de la vigilancia y la prevención de estas complicaciones.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor de atención médica si presenta síntomas de este trastorno.

Si usted tiene un linfoma no Hodgkin, llame a su proveedor de atención médica si experimenta fiebre persistente u otros signos de infección.

Referencias

National Cancer Institute: PDQ adult non-Hodgkin lymphoma treatment. Bethesda, MD: National Cancer Institute. Last modified January 25, 2016. cancer.gov/cancertopics/pdq/treatment/adult-non-hodgkins/HealthProfessional. Accessed March 17, 2016.

National Cancer Institute: PDQ childhood non-Hodgkin lymphoma treatment. Bethesda, MD: National Cancer Institute. Last modified January 26, 2015. cancer.gov/cancertopics/pdq/treatment/child-non-hodgkins/HealthProfessional. Accessed March 17, 2016.

National Comprehensive Cancer Network. NCCN clinical practice guidelines in oncology: non-Hodgkin lymphomas. Version 2.2016. www.nccn.org/professionals/physician_gls/pdf/nhl.pdf. Accessed March 17, 2016.

Roschewiski MJ, Wilson WH. Non-Hodgkin lymphoma. In: Niederhuber JE, Armitage JO, Doroshow JH, Kastan MB, Tepper JE, eds. Abeloff's Clinical Oncology. 5th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2014:chap 106.


Actualizado: 2/1/2016
Versión en inglés revisada por: Todd Gersten, MD, Hematology/Oncology, Florida Cancer Specialists & Research Institute, Wellington, FL. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.
Traducción y localización realizada por: HolaDoctor
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com