Medical Services Patients & Visitors Health Information For Medical Professionals Quality About Us
Text Size:  -   +  |  Print Page  |  Email Page

Rinorrea o congestión nasal en niños

Definición

Una nariz congestionada o tapada se produce cuando los tejidos que recubren la nariz se hinchan. La hinchazón se debe a la inflamación de los vasos sanguíneos.

El problema también puede incluir "rinorrea" o secreción nasal. Si hay exceso de moco que baja por la parte posterior de la garganta (goteo posnasal), puede causar tos o dolor de garganta.

Nombres alternativos

Nariz congestionada; Congestión nasal; Goteo posnasal (exudado retronasal); Goteo nasal; Rinorrea

Consideraciones

En la mayor parte de los casos, la congestión nasal en los niños mayores y adolescentes no es grave en sí, pero puede causar otros problemas.

Cuando la congestión nasal es sólo en un lado, el niño se puede haber introducido algo en la nariz.

La congestión nasal puede interferir con el desarrollo del habla, la audición y los oídos. Si es muy intensa, puede interferir con el sueño.

El drenaje de moco puede obstruir la trompa de Eustaquio entre la nariz y el oído, causando dolor e infección del oído. El goteo de moco también puede obstruir los conductos sinusales, lo que causa dolor e infección sinusal.

Causas

Una nariz congestionada o con rinorrea puede ser causada por:
  • Resfriado común
  • Gripe
  • Infección sinusal
La congestión normalmente desaparece por sí misma al cabo de una semana.

La congestión también puede ser causada por:
  • Rinitis alérgica u otras alergias
  • Uso de algunos aerosoles o gotas nasales compradas sin una receta durante más de 3 días (puede empeorar la congestión nasal)
  • Pólipos nasales, masas de tejido inflamado similares a sacos que recubren la nariz o los senos paranasales
  • Embarazo
  • Rinitis vasomotora
  • Objetos pequeños en la fosa nasal

Cuidados en el hogar

Otros consejos para ayudarle a los bebés y niños pequeños abarcan:
  • Eleve la cabecera de la cama del niño. Ponga una almohada debajo de la cabecera del colchón. O coloque libros o tablas debajo de las patas en la cabecera de la cama.
  • Los niños mayores pueden beber más líquidos, pero deben ser sin azúcar.
  • Puede probar con un humidificador de vapor frío, pero evite poner demasiada humedad en la habitación. Limpie el humidificador todos los días con cloro o Lysol ®.
  • También puede abrir la ducha de agua caliente hasta que produzca vapor en el baño y llevar a su hijo allí antes de acostarse.
Un lavado nasal puede ayudar a eliminar el moco de la nariz del niño.
  • Usted puede comprar un aerosol de solución salina en una farmacia o preparar uno en casa. Para hacerlo, use 1 taza de agua tibia, 1/2 cucharadita de sal y una pizca de bicarbonato de sodio.
  • Utilice aerosoles nasales con solución salina suave 3 o 4 veces al día.
Si su hijo tiene alergias:
  • El médico también puede recetar aerosoles nasales que traten los síntomas de la alergia
  • Aprenda cómo evitar los desencadenantes que empeoran las alergias
Los aerosoles nasales no se recomiendan para niños menores de dos años. No utilice aerosoles nasales de venta libre con una frecuencia mayor a 3 días sí y 3 días no, a menos que así lo indique el médico.

Usted puede comprar medicamentos para la tos y el resfriado sin receta médica. Sin embargo, no parecen ser eficaces en los niños.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame al médico si su hijo presenta cualquiera de los siguientes síntomas:
  • Nariz tapada con hinchazón de la frente, los ojos, un lado de la nariz o las mejillas o que ocurre con visión borrosa.
  • Más dolor de garganta, o manchas blancas o amarillas en las amígdalas u otras partes de la garganta.
  • Secreción de la nariz que huele mal, proviene de un solo lado o es de un color diferente al blanco o amarillo.
  • Tos que produce moco amarillo verdoso o gris o dura más de 10 días.
  • Síntomas que duran más de tres semanas.
  • Secreción nasal con fiebre.

Lo que se puede esperar en el consultorio médico

El médico puede llevar a cabo un examen físico, que se enfoca en los oídos, la nariz, la garganta y las vías respiratorias.

Los exámenes que se pueden realizar abarcan:

  • Pruebas para alergias y exámenes de sangre
  • Exámenes de sangre (como CSC o fórmula leucocitaria)
  • Cultivo de esputo y cultivo de la garganta
  • Radiografías de los senos paranasales y del tórax
  • Tomografía computarizada de la cabeza

Referencias

Long SS. Respiratory tract symptom complexes. In: Long SS, ed. Principles and Practice of Pediatric Infectious Diseases. 4th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2012:chap 21.

Manning SC. Medical management of nasosinus infectious and inflammatory disease. In: Flint PW, Haughey BH, Lund LJ, et al, eds. Cummings Otolaryngology: Head & Neck Surgery. 5th ed. Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier; 2010:chap 50.

Milgrom H, Leung DYM. Allergic rhinitis. In: Kliegman RM, Stanton BF, St. GemeIII JW, Schor NF, Behrman RE, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 19th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders;2011:chap 137.


Actualizado: 8/18/2013
Versión en inglés revisada por: Linda J. Vorvick, MD, Medical Director and Director of Didactic Curriculum, MEDEX Northwest Division of Physician Assistant Studies, Department of Family Medicine, UW Medicine, School of Medicine, University of Washington. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Bethanne Black, and the A.D.A.M. Editorial team.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com